Los 6 mejores mezcladores de inmersión de 2020

Las licuadoras de inmersión son tan versátiles. También llamada licuadora de mano, la herramienta de mano tiene un motor en un extremo y cuchillas en el otro. Pueden hacer grandes trabajos como mezclar batidos y hacer puré de sopas directamente en la olla sin tener que transferirla a y desde una licuadora, y también pueden hacer pequeños trabajos como batir crema y hacer un aderezo.
Para encontrar las mejores batidoras de inmersión, el Laboratorio de Tecnología y Electrodomésticos de Cocina del Instituto Good Housekeeping evalúa regularmente una variedad de modelos de alta calidad de marcas conocidas a diferentes precios, buscando modelos que sean fáciles de montar y cómodos de sostener y manejar. Los traemos a nuestras cocinas para comparar lo bien que hacen el puré de sopa de calabaza, mezclan batidos, aplastan el hielo y baten los huevos. Nuestros favoritos (que compramos para nosotros y usamos casi a diario) son lo suficientemente potentes como para mezclar batidos y sopas sin esfuerzo y en silencio, con un agarre ergonómico y cómodo que no cansa las manos. Estas son nuestras mejores selecciones de batidoras de inmersión, basadas en una combinación de pruebas y uso en casa:

¿Para qué son las batidoras de inmersión?

Para pequeños trabajos como hacer pesto, salsas, mayonesa, crema batida, huevos revueltos y mucho más, las batidoras de inmersión pueden preparar batidos, batidos de leche y bebidas congeladas para una o dos personas, pero ahí es donde se tapan, ya que el motor (y las cuchillas) son más pequeños y no pueden funcionar durante mucho tiempo sin recalentarse.
Evite los alimentos duros (nueces y semillas) o muy fibrosos (col rizada y zanahorias) porque no se volverán suaves como la seda. En su lugar, utilice una licuadora o procesador de alimentos de alta potencia. Además, la cuchilla debe estar completamente sumergida para poder trabajar – puede tener problemas para mezclar cantidades muy pequeñas.

Qué considerar antes de comprar una licuadora de inmersión

Guardia de la cuchilla: Esta es la parte en forma de cúpula de la licuadora que cubre las cuchillas. Encontramos que los protectores de cuchillas anchas con grandes aberturas hacen un mejor trabajo al hacer circular la comida para una mejor y más rápida mezcla. También son más fáciles de limpiar porque la comida atascada bajo las cuchillas es más accesible. Sólo asegúrate de que el protector de la cuchilla quepa fácilmente en tus ollas y tazas de batidos favoritas.
Mango y agarre: Para manejar la licuadora de inmersión, tendrá que agarrar el mango con una mano y presionar los botones de encendido, apagado o velocidad con los dedos, por lo que debería sentirse cómodo de sostener y manejar. Sus manos se fatigarán si el mango es demasiado grande, si los botones son demasiado pequeños o están colocados de manera incómoda, o si la licuadora se siente pesada. Además, los botones deben ser fáciles de presionar sin mucha fuerza. Lo ideal es que sus dedos caigan naturalmente sobre los botones cuando sostenga el mango. Encontramos que los mangos de goma antideslizantes son más suaves y fáciles de agarrar.
Diseño: Busca un modelo lo suficientemente compacto que sea fácil de guardar en un cajón de la cocina. Aunque las licuadoras de inmersión son súper fáciles de limpiar, preferimos los modelos que tienen un accesorio de licuadora extraíble y son aptas para el lavavajillas.
Con cable o sin cable: Los cables ofrecen una potencia constante, pero un cable eléctrico puede enredarse, quemarse, o puede derribar cosas en un mostrador de cocina muy ocupado y en la cocina. Los modelos inalámbricos son portátiles y convenientes, pero pueden quemarse antes de que pueda terminar el trabajo.
Se pueden incluir accesorios adicionales para cortar, procesar, batir o espumar. Si ya tiene estos aparatos, puede ahorrar dinero comprando un modelo sin los extras. Un accesorio que nos encanta es un tarro de mezcla robusto, alto y estrecho – reduce las salpicaduras y hace que el movimiento de arriba y abajo necesario para mezclar sea más fácil. Además, ¡puedes servir o almacenar comida directamente en él!
Potencia: Las batidoras de inmersión que probamos tenían motores de entre 225 y 600 vatios y aunque el vatiaje es un indicador de potencia, encontramos que no es un reflejo de la calidad, el rendimiento o la comodidad.

Deja un comentario